Autoshows

McLaren 650S Spider

Además de la versión cerrada, la marca inglesa también presenta la silueta convertible en Ginebra.

McLaren 650S Spider

El mundo de los superdeportivos no escapa a los rediseños y este es el caso de 650S y su versión Spider que se basan en el MP4-12C, pero suman la nueva estética de McLaren inaugurada en su hiperdeportivo híbrido, el P1.

A primera vista laman la atención ambos extremos, galardonados con líneas sinuosas que dividen un sector negro central del resto de la carrocería, en este caso pintada en un anaranjado rabioso. Al frente aparecen dos profundas entradas de aire en los laterales, mientras que atrás se luce un gran difusor y los escapes escondidos en la parte alta de la zaga. El negro se repite en las grandes tomas laterales y una pequeña aleta en la base de las puertas.

Respecto de la mecánica, el 650S Spider incorpora de serie algunas mejoras opcionales en el MP4-12C como los frenos de carbono y el mismo V8 de 3.8L con dos turbos que le dan de comer a 641 caballos. La transmisión es de doble embrague con 7 marcas. Todo ese despliegue unido a un chasis de carbono y un peso de 1.370 kg permiten un 0 a 100 km/h de 3.0 segundos y 329 km/h de velocidad máxima. ¿No será mucho para andar con el techo abierto?

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas