Autoshows

Rolls-Royce Serenity, exclusividad sobre exclusividad

Se trata de una de esas extravagantes creaciones pedidas por un millonario.

Rolls-Royce Serenity, exclusividad sobre exclusividad

En el marco del Salón de Ginebra 2015, el fabricante de Goodwood presenta el Rolls-Royce Serenity, tomando como base un Phantom II. Como la imaginación (y el presupuesto) en este tipo de creaciones no tiene límite, los estilistas se dieron a la tarea de transformar el interior de este lujoso auto en una experiencia netamente oriental. Específicamente usando materiales provenientes de China y emulando al lujo de los palacios imperiales.

Las telas usadas fueron encargadas y supervisados directamente de China, específicamente hablamos de sedas de Suzhou para decorar el panel del techo, que una vez cortado a la medidas del Rolls Royce fue meticulosamente bordado por manos expertas en replicar la tradición milenaria que solo era disfrutada por los emperadores hace muchos años. El exquisito trabajo le tomó a los artesanos chinos más de 600 horas en la elaboración.

En los paneles interiores el Phantom II recibió incrustaciones de madera de cerezo ahumado y trabajado como la fina mueblería imperial, con incrustaciones de madre perla formando la flor del cerezo.

La carrocería del auto cuya parrilla está decorda con el Espíritu del Éxtasis no sifrió ninguna modificación, solamente fue pintada de un color especial, llamado “Madre Perla” y el proceso de pulido a mano llevó 12 horas. En algunas partes de la carrocería vemos también aplicaciones en forma de flor de cerezo en combinación con detalles verde y rojo que flanquean la carrocería.

El baúl no podía ser menos, ya que está forrado en cuero color blanco y cuenta con una alfombra de ese mismo color realizada en seda china. Para completar el cuadro se adicionaron dos paraguas con un diseño armónico al resto del auto.

El Serenity seguramente es para algún millonario o millonaria que vive en China cuya identidad no se reveló, como así tampoco el precio de esta única creación de Rolls Royce.

Lo que te podemos asegurar que la modificación costó muchísimo dinero y si querés soñar que sos un emperador chino a bordo de un Fastuoso Phantom II llamado “Serenity” te invitamos a ver la galería y el video adjunto.

Rolls Royce Serenity

Alejandro Konstanronis recomienda

Contanos que opinas